Blogia
¿Qué pasó realmente?

CONTEXTO ECONÓMICO NACIONAL

CONTEXTO ECONÓMICO NACIONAL

La crisis económica que se estaba viviendo es más grave de lo que se pensó a principios de año. Se trata de una crisis que si bien estalló con fuerza en diciembre, es resultado de desequilibrios que se acumularon a lo largo de varios años. Tan solo en los primeros días de enero de 1995, se depreció severamente el valor de nuestra moneda en relación al dólar, y se dispararon las tasas de interés. El deterioro y el descontrol de los mercados cambiario y financiero fue una grave amenaza para los empleos en todo el país.

http://www.inep.org/content/view/1410/88/

CRISIS DE 1994.

México sufrió una de las más severas crisis financieras precipitada por problemas sociopolíticos como, el levantamiento del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZNL) y el asesinato de José francisco Ruiz, secretario del comité ejecutivo nacional (CEN) del PRI.
Estalló el 20 de diciembre, cuando el gobierno del presidente Zedillo tuvo que devaluar el peso. Debido a la crisis financiera de 1994-1995, cuyos efectos aún persisten, la gran mayoría de los mexicanos se vieron afectados, cientos de miles de familias y negocios fueron llevados a la quiebra debido a las altas tasas de interés en los mercados financieros, la inflación se disparó.
Sin embargo, algunas personas se beneficiaron de ésta crisis, principalmente los inversionistas de cartera que con su especulación ayudaron a crear un pánico financiero cuyos efectos dieron la vuelta a todo el mundo.

Noel González
youda_motenai@hotmail.com
http://www.monografias.com/trabajos10/crisi/crisi.shtml

¡A 7 AÑOS LA MATANZA NO SE OLVIDA!

Después del sangriento asesinato en el vado de Aguas Blancas, René Juárez no sólo ha evadido esta artera masacre, sino ha generado la política de dar recursos económicos para dividir a las comunidades e impulsar los grupos paramilitares que amenazan y asesinan, haciéndolo parecer como pleitos entre familias o entre gavillas; ha captado individuos que dividen e informan del quehacer de las organizaciones sociales que dignamente luchan porque se aclare lo sucedido, ha cooptado ha representantes de organismos defensores de los derechos humanos que en un tiempo defendieron las causas de los dolientes, pero ha estas alturas ha podido mas el convencimiento gubernamental y el dinero para jugar el papel más ruin y sucio para atacar y acusar a líderes de la OCSS
Desgraciadamente para Francisco Gil la economía nacional la ve como si leyera una revista pornográfica, porque se emociona y piensa que lo que ve tiene una gran demanda y por lo tanto no deja de ofrecer nuestra industria nacional al capital financiero internacional como si fuese cualquier artículo de tres XXX, faltándole al respeto a la memoria cultural de nuestra nación.

República mexicana a 26 de junio del 2002.
http://www.pengo.it/PDPR-EPR/comunicados/c_280602.htm

1995.
La crisis financiera y económica que surgió a fines de 1994 ha deteriorado severamente los niveles de vida de la población, el desaliento que esta nueva crisis financiera provocó en los ciudadanos se agudizó, porque el esfuerzo realizado durante casi una década para transformar nuestras estructuras, había alimentado las expectativas de crecimiento, multiplicación de empleos estables e ingresos crecientes. Hoy podemos apreciar que la crisis se fue gestando durante mucho tiempo. Su naturaleza y su magnitud no pueden ser atribuidas a un solo hecho o a una determinada decisión de política económica.
Ciertamente, hubo razones para que la crisis estallara con tanta fuerza. Una de ellas fue que se financiaran proyectos de largo plazo con instrumentos de corto plazo; que se permitiera, más allá de lo prudente, la apreciación del tipo de cambio real; y que, frente a cambios drásticos en las condiciones internas y externas, las políticas financieras hayan reaccionado lentamente o en un sentido muy riesgoso, como en la dolarización de la deuda interna que supuso el crecimiento de los TESOBONOS.

Es preciso reconocer, sin embargo, que algunas de las circunstancias externas e internas que influyeron en la gestación de la crisis no se habían presentado nunca antes, y por lo mismo la fuerza con que invadió era impredecible.

Mientras que en 1988 los mexicanos ahorrábamos casi 22 por ciento del producto nacional, esa proporción fue reduciéndose, año tras año, hasta llegar a menos de 16 por ciento en 1994.

Por falta de ahorro interno, de inversión y de crecimiento del Producto Interno Bruto, la economía mexicana se hizo vulnerable a los movimientos de capital de corto plazo. Esa vulnerabilidad aumentó por los hechos trágicos de 1994, y por el alza de las tasas de interés en el exterior. Al agotarse los estrechos márgenes que podrían haber permitido corregir gradualmente el grave desequilibrio acumulado, estalló la crisis.
Inesperadamente, el país perdió todo acceso adicional a los recursos financieros antes disponibles, y además se inició un retiro masivo de esos recursos.
México dejó de contar en su ingreso nacional con el cuantioso ahorro externo que había tenido en los años anteriores, y además, las inversiones acumuladas durante ese periodo comenzaron a salir de nuestra economía.

Para lograr esos objetivos, el programa de ajuste incluyó medidas drásticas, ciertamente dolorosas, para fortalecer las finanzas públicas. Incluyó también el diseño y la negociación de una estrategia de financiamiento externo para compensar y revertir la pérdida de capital de corto plazo que había sufrido el país. Además, se dio una gran importancia a la aplicación de programas especiales para atenuar los impactos recesivos e inflacionarios.


http://www.inep.org/content/view/1742/44/

Recopilado por: Olivia A. Celaya Félix P-12
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres